Blog Sage Experience

  • Información útil para ayudarte en la gestión de tu negocio, ya seas emprendedor, autónomo, asesor, pequeño o mediano empresario. 
Ir al Blog Sage Experience

Términos empresariales más comunes

Los conceptos más especializados explicados en una terminología sencilla.

IVA devengado

También se denomina IVA repercutido. Es aquel que un empresario cobra a sus clientes al prestarles un servicio o venderles un producto.

Se trata del IVA que se incluye en las facturas y que, por tanto, se debe incluir como un ingreso en el libro de contabilidad. Sin embargo, este IVA que ingresa y que cobra no le pertenece a la empresa. Hay que tener en cuenta que, en realidad, lo que hace la empresa o el autónomo es actuar como recaudador para la Agencia Tributaria. Así, de manera periódica, tendrá que devolver a Hacienda parte de ese dinero ingresado. Sobre este IVA devengado se resta el IVA soportado, que es el que paga la empresa por los servicios que contrata y las materias primas que adquiere. Esta cantidad será la que se tenga en cuenta como base para la declaración trimestral de IVA que se presenta a la Agencia Tributaria a través del Modelo 303 y del Modelo 390 en la declaración anual de IVA. Aquí se puede encontrar una guía para la declaración trimestral del IVA.

Las cantidades de IVA devengado están formadas por los siguientes:

  • IVA repercutido en entregas de bienes y prestación de servicios.
  • IVA autorrepercutido en adquisiciones intracomunitarias de bienes.
  • IVA autorrepercutido en los supuestos de inversión del sujeto pasivo en prestación de servicios.
  • Recargo de equivalencia.
  • IVA autorepercutido por autoconsumo.

Para repercutir el IVA se establecen los siguientes requisitos formales:

- Debe efectuarse mediante factura o documento análogo.

- Debe aparecer separada la cuota de IVA de la base imponible.

- En algunas circunstancias establecidas reglamentariamente puede aparecer conjuntamente el importe de la base y la cuota, figurando en la propia factura el concepto “IVA incluido”. Estos casos son:

  • Ventas al por menor.
  • Servicios de ambulancia.
  • Servicios a domicilio al consumidor.
  • Transporte de personas y equipajes.
  • Servicios de hostelería.
  • Suministros de comidas y bebidas para consumir en el acto.
  • Salas de baile y discotecas.
  • Servicios telefónicos prestados mediante cabina o tarjetas.
  • Servicios de peluquerías e institutos de belleza.
  • Utilización de instalaciones deportivas.
  • Estudios fotográficos.
  • Aparcamientos de vehículos.
  • Videoclub.
  • Servicios de tintorería y lavandería.
  • Utilización autopistas de peaje.
  • Aquellos que autorice el Departamento de Gestión Tributaria de la A.E.A.T.

Puedes consultar todas tus dudas sobre el IVA en el siguiente ebook.

Buscar otro término